Las primeras piezas.

WP_20150327_001

piezas cepilladas

Aquí estoy de nuevo con las primeras piezas serradas y escuadradas. He preparado las cuatro principales de 150 cm, el grueso de las mismas es de 3,5 x 4,1 cm y teniendo en cuenta que el grosor del tablón, con todos sus defectos era de 4,1 cm, haber conseguido piezas de 3,5 cm significa un desperdicio mínimo, algo que desde mi punto de vista, sólo es posible con el uso de herramientas manuales. También he obtenido dos de las piezas horizontales de 100 cm y estoy en el proceso de la tercera, que probablemente sea una de las del frente, que tiene una veta entrelazada bastante difícil de cepillar.

WP_20150327_016

Boceto del armario

Debido a mi forma de trabajar, prácticamente no uso planos (no se si es bueno o malo, pero aún siendo ingeniero, en el proceso creativo lo hago así), básicamente parto de un boceto a mano alzada que va siendo modificado a lo largo del proceso, esto hace aún si cabe más especiales los muebles que realizo. Durante este proceso también van saliendo otras partes que probablemente formen parte de las puertas o los laterales. La verdad es que a veces es un laberinto elegir la madera para las piezas, que la veta sea o no uniforme, que los listones carezcan de nudos… Vamos, que trabajar con maderas poco homogéneas es a veces divertido y otras un quebradero de cabeza, aunque ¿quien dijo que esto era fácil?…. Os muestro algunos de los “restos” de sacar estas piezas, restos que seguramente use más adelante.

Las herramientas que he usado en esta parte del proceso son las sierras que comenté en el anterior post (detalle en las fotografías) y los siguientes cepillos: Cepillo de desbaste (fabricado por mí), una juntera de ángulo bajo con la cuchilla con un bisel terciario mas el ángulo de la cama a 60º, para la madera con grano entrelazado, y con el bisel terciario de 38 para el resto.

Tengo que decir que para estas piezas con una longitud mínima de 100 cm, la juntera es imprescindible para obtener superficies planas. También he usado un  garlopín nº 5 y un cepillo de acabados nº 41/2. Al trabajar esta madera de roble, que es de una dureza muy superior a la del roble convencional y en la que la dirección del grano es muy cambiante, las cuchillas han de estar afiladas con absoluta pulcritud, pues si no se producen desgarros que luego son muy difíciles de rectificar. Los biseles de las cuchillas son 25, 32 y 35 (1º,2º y 3º respectivamente).

Una herramienta imprescindible cuando trabajas todo manualmente es el cepillo de desbaste, el cual he de sustituir, pues la cuchilla es muy delgada (2 mm) y vibra mucho lo que se traduce en desgarros. Voy a realizar uno con una cuchilla de Véritas de 5 mm de grosor y 38 mm de ancho con la que solucionaré el problema. Este cepillo está a la espera de recibir la cuchilla y lo fabricaréen cuanto llegue, por lo que quedará interrumpienda temporalmente la construcción del armario. Creo que merece la pena contar con él en este proyecto.

Os dejo que he de continuar con los listones horizontales y las gualderas para los cajones, que serán de haya cortada de forma radial o al cuarto.

Continuara…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s