… o el pequeño armario de castaño.

En su sitio

Cuando terminas una pieza y puedes contemplarla tranquilamente, te das cuenta de lo que has hecho y le pones nombre. En este caso me daban ganas de probarlo pues el parecido con una figura hecha de varios tipos de chocolate, a mí, se me hacia patente. De ahí “le chocolat“.

Bueno, rarezas a parte, estos días he preparado la puerta, con un panel del mismo roble que el armario de las mariposas. También ha sido el momento de las incrustaciones y de las molduras.

La puerta.

Para la puerta he elegido piezas de castaño (básicamente al cuarto) incorporando esos nudos pues incorporan detalle sin tener que incrustarlo. Las piezas llevan una ranura que queda oculta por el retalón de la espiga.

El panel de la puerta.

El panel de la puerta es sin duda el elemento de más influencia en el mueble y he optado por incorporar madera de roble deshilada en forma de libro abierto. Una vez encolada he achaflanado los bordes tanto para su encaje en el bastidor de la puerta como con motivo decorativo. La gomalaca la he aplicado antes del encolado definitivo de las piezas de la puerta.

Las incrustaciones.

Para continuar con la linea de la vitrina he optado por el mismo tipo de incrustación, ébano y acebo. Pero con una sorpresa que hay que descubrir y que he tomado de la ejecución de este tipo de incrustaciones por parte de Garrett Hack.

Las molduras.

Para acentuar más el mueble, este incorpora unas moldura que tras varias pruebas con diferentes madera (castaño, cerezo, roble, nogal y arce) he optado por el nogal americano. Para realizar las molduras primero hago un dibujo sobre las testas de las maderas y luego un rebaje aproximado con el cepillo de ranurar con cuchilla ancha (así evito tener dos cepillos, rebajes y ranuras). Luego comenzando al revés que con el cepillado normal (de delante hacia atrás) voy creando la moldura con uno de los cepillos de moldurar y con la rasqueta de molduras (scratch stock). Uno de los inconvenientes de la molduras es que no ves el resultado hasta que no has hecho los ingletes de las mismas pues es en las esquinas donde queda realzada su forma.

Antes de encolar todas las piezas voy aplicando gomalaca a las partes que una vez montadas tendrán un acceso más difícil o que pueden dejar marcas “indeseadas”.

Para el tirador he usado ébano y le he incrustado una pequeña pieza de ébano y acebo (por eso de darle un toquecito).

Y este es el resultado …

… un mueble de diferentes “chocolates”.

Como este mueble formara parte de un catálogo para que el cliente pueda elegir un mueble similar pudiendo variar tanto el tamaño como la elección de maderas, este se queda en casa. De esa forma pretendo ir creando un lugar a salvo de óxido para mis queridas herramientas.

Hasta la próxima.


Nota: La sorpresa esta en código morse.


2 replies on “Le chocolat…

  1. I share your passion for fine hand tools and beautiful hardwoods and the communion of the two. Your work has the inspiration and carries on the banner of the late, great, James Knanov and you can be justly proud of your efforts.

    i feel very sad that I cannot communicate with you in your native tongue and I sincerely hope that the essence of this message to you will not loose too much in translation- Kind Regards- Kenneth- UK

    Me gusta

    1. Thanks a lot Cooke Kenneth, I appreciate your comment, and do not woory about language I got it all. If you don´t mind I will translate it to spanish so other readers can reach your beautiful words.
      Thanks again.
      Isra.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.