IMG_8017Mientras esperaba a que llegasen las herramientas, y como llevaba tiempo queriendo realizar diferentes formas de los gramiles así como diversos tamaños, decidí preparar este pequeño modelo, también basado en el gramil Flamingo pero en versión reducida.

Preparé una pieza de arce de corte radial, suficiente para realizar dos gramiles y explorar las formas. El vástago tenía que ser pequeño de unos 10 cm de largo y de 1×1 cm, pues la idea partía de hacer un gramil manejable y fiable, dedicado sobretodo al marcaje de piezas pequeñas, las cuales solía marcar con el gramil doble de veritas, pero este no me resulta muy fiable por su tendencia a que se aflojen los tornillos sin previo aviso.

El cuerpo.

Tras dimensionar la pieza de arce, realizo la caja pasante donde se alojara el vástago y una vez realizada, preparo el vástago para que quede muy ajustado. Luego con el cepillo nº4 1/2 termino de ajustarlo para que entre y se deslice pero con la mínima holgura posible.

La caja y el vástago.

Cuando tengo esto comienzo a trabajar en el tornillo de apriete, preparando una pieza de 12 mm de diámetro, también de arce. Primero cuadrada y tras ir dejándola casi redonda la termino con unas raspillas de su medida. Luego la dejo en aceite de linaza una noche y despues realizo la rosca con una terraja de 12 mm, remato la zona de apriete y hago la hembra en el cuerpo del gramil. Para hacerla realizo un taladro de 9 mm y realizo la rosca con el macho.

Para que se realice el apriete de forma correcta y gracias a lo aprendido con Julio Alonso en el taller de Muebles Hayabusa preparo una pieza redonda de unos 9 mm con una muesca de que ajusta con el vástago y queda libre dentro del agujero del tornillo de apriete. Esta es sin duda la forma más efectiva de sujetar el vástago y lo que hace de este tipo de gramiles unas herramientas fiables, no se mueven absolutamente nada.

Por ultimo realizo la caja que alojara la cuchilla de acero laminado proveniente de una cuchilla de marcar. Primero con la sierra preparo una superficie plana para poder realizar unos taladros con una broca de 2 mm. con los dos agujeros realizados y usando la propia cuchilla preparo el alojamiento de esta.  Después con los formones de 3 mm y de 4mm realizo el lugar para la cuña. cuando esta hecho esto es el momento de preparar la cuña de aproximadamente 4 mm x 15 mm.

La cuchilla y la cuña.

Unas pruebas, y el acabado con aceite de linaza y cera. El gramil funciona a las mil maravillas pero estéticamente la forma no me convence demasiado  , es como un “cup cake” aunque se adapta perfectamente a la mano.

Con la otra pieza restante del arce, he ajustado la forma para que resulte más elegante y este es el resultado (siguiendo el mismo procedimiento) y le he incorporado una cuña de ébano con una pequeña incrustación de acebo.

Espero poder avanzar con el banco de trabajo. Hasta la próxima…