El banco de trabajo II

Tras varias semanas de trabajo, mezclando diversas cosas, gramiles, cepillo, etc, por fin tengo prácticamente terminado el banco de trabajo. Solo faltan algunos detalles que aunque no son imprescindibles, si que hacen más fácil el trabajo, al menos en según mi experiencia. Algunos taladros más para los barriletes y algunas estructuras para dejar los formones y serruchos, las cuales han de ser desmontables. Y como no el proceso de acabado con aceite de linaza.

Casi terminado

Casi terminado

El banco de trabajo toma forma.

Tras cepillar los cuatro tablones del sobre así como las cuatro patas me dis`puse a comenzar con la parte más divertida, los ensambles. Antes de nada comprobar que los tablones del sobre quedan alineados y planos, luego realizo en el tablón del frente un rebaje para alojar el tornillo trasero. Este lo realizo con las sierras primero y ajusto con el cepillo de espaldones y con las escofinas Iwasaki. Una vez tengo esta “caja” escuadrada y plana, realizo las acanaladuras que harán de guía para la pieza móvil del tornillo.

Alojamiento para el tornillo trasero.

Con esto hecho paso posteriormente marcar los lugares donde han de ir insertas las patas, en el sobre, con un ensamble de cola de milanos deslizante y caja y espiga pasante. Con los cuatro marcajes (colas de milano a 45º) hechos comienzo por realizar las cajas y las hembras de las colas de milano pasantes en el sobre del banco ( en los tablones por separado antes de encolarlos, para facilitar el manejo de las piezas).

Cajas y colas de milano en el sobre.

Ahora le toca el turno a las patas. Las dos patas frontales son de la misma anchura (12cm) asi como la trasera de la parte delantera. La cuarta pata es 3 cm mas ancha, tanto para que la mesa disponga de un pelín más de apoyo como por reducir trabajo. Tras marcar con la escuadra y los gramiles, comienza el juego, serrar y ajustar con los formones y las escofinas. Cada ensamble es probado individualmente y ajustado. esta unión ofrece una firmeza extraordinaria e impide que las patas e muevan en absoluto (vamos que casi no necesita los largueros inferiores, al menos para estas dimensiones).

Las patas.

Dejo a un lado estas piezas una vez que ajustan bien y paso la caja donde ira el tope de banco cuadrado y realizar unos taladros para insertar unas espigas de 18 mm de diámetro para unir los tablones del sobre, y los uno de dos en dos, primero los delanteros y luego los traseros. dejo sin encolar estos dos resultantes pero si los uno temporalmente para tomar medidas para los largueros inferiores. Hay que prestar especial atención a la unión de estos “dos paquetes” de tablones pues los ensambles han de coincidir entre las patas del frente y las traseras.

El sobre.

Para los travesaños inferiores realizo unas piezas de aproximadamente 100 cm los largos y 60 los cortos. Los ensambles en este caso serán de caja y espiga aseguradas con una espiga redonda. Mas sierra, más berbiquí, más escoplos y mas ajustes.

Durante la construcción del banco he probado infinidad de formas de realizar cajas, con taladros previos en toda la caja y luego ajustes de formón, solo con escoplos y con taladros solo para realizar más fácilmente el desahogo. Para las cajas pasantes veo más eficaz realizar primero casi todos los taladros y luego ajustar, pero en las ciegas el que más me ha convencido el realizar unos taladro en las esquinas opuestas y luego desahogar con escoplos y ajustar con formones.

Cajas y espigas.

Una vez todas las piezas están realizadas, ajustadas y probadas paso a encolar definitivamente el sobre. Cuando esta seco realizo una prueba del conjunto. Y separo todo pues toca realizar el alojamiento del tornillo y la caja para la guía/tope inferior. Primero preparo la pieza que sera el tornillo frontal y marco como sera definitivamente. Entonces paso a realizar en esta pieza todos los trabajos y trasladarlo luego a la pata frontal. cuando esta hecho, realizo la guía/tope y pruebo el conjunto. ajusto lo necesario y lo pruebo con el sobre.

Las pruebas

El tornillo frontal

Ahora puedo pasar a hacer la prueba definitiva, y el ajuste es prácticamente prefecto. Tanto es así que decido que no voy a encolar las patas al sobre ni las patas entre sí pues con las espigas redondas quedaría perfectamente seguro y no existe las mas mínima vibración ni movimiento.

Encolando todo el sobre

Encolando todo el sobre

Paso a unirlo todo y asegurar los largueros inferiores con las espigas. Con esto hecho preparo las piezas que terminan de hacer la unión (tanto delante como detrás) del sobre que van atornilladas a los tablones. ajustes en las testas del sobre y realizo los taladros para unirlos. cuando lo tengo hecho marco conde ha de ir el tornillo trasero y realizo una caja para alojar la “tuerca” del mismo. Compruebo su escuadra y realizo la pieza de madera que sera donde se alojaran los topes de banco. esta la sobredimensiono un poco y la voy ajustando (como si fuera un cajón) así mismo realizo las guías para esta pieza que van tirafondeadas en el medio del mismo. Pruebo el conjunto y cuando todo se mueve como la seda paso a terminar de aplanar el sobre. No busco que quede perfectamente plano sino ligeramente cóncavo pues a la hora de sujetar piezas en el sobre esta sujeción es mas firme si el sobre es ligerisimamente cóncavo (como en la unión de a de dos tablas ).

Cepillado del sobre

Cuando esto termino esto sigo con los taladros para los topes de banco, 18 en total que acaban con mi paciencia y me dejan el brazo dando vueltas. Ahora le doy la forma definitiva al tornillo frontal y remato los dos tornillos con piezas de cuero para mejorar el agarre.

Taladros para los topes de banco.

Ahora solo faltan esos “accesorios” y dar el acabado final.

Al final ha quedado un banco de 190 cm de largo por 60 de ancho y 90 cm de altura. El sobre tiene un grosor de 7,5 cm y solo es “plano” en la parte superior pues carece de sentido quitar reducir su espesor para dejarlo plano por debajo.

Espero que os resulte interesante y de ayuda, y ya os mostraré el resultado final.

Hasta la próxima.

 

 

5 comentarios en “El banco de trabajo II

  1. Como siempre, espectacular Isra !!
    Cuando tenga tiempo, te lo pienso copiar ! Lo malo es no tener tiempo para poder disfrutar trabajando la madera.
    He visto que tienes la garlopa de Veritas. Yo tengo dos de la misma. Podrías decirme por favor como ajustar la base, por que he observado que una de las mias tiene bastante “curvatura” y al ser tan larga no se si funcionará el lijarla sobre una base plana. Yo utilizo una pieza de suelo porcelanico rectificado, (“porcelanato”) que tiene una muy buena planitud y ademas es un resto de una obra en casa (barato). Es tremendamente duro (he probado a arañarlo con un destornillador y no hay manera).
    En fin, muchas gracias por compartir tu trabajo explicándolo de una forma tan amena.
    Un abrazo,

    Le gusta a 1 persona

  2. Vaya trabajo más chulo Isra. Como siempre da gusto ver el proceso y sobre todo el resultado. Entran ganas de ponerse a currar sobre ese banco.
    Me gusta mucho el detalle del tope deslizante. Creo que es más sencillo de ejecutar que el que tengo yo en L, y probablemente de la misma utilidad. Te lo voy a copiar fijo en cuanto haga el próximo banco,je,je…

    Me gusta

  3. Pingback: I Aniversario ” Lacabra “ | lacabra en la escalera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s