La mesa Shaker (I)…

… o mi visión de la misma.

Tras acabar el banco de trabajo y tras incorporar esos elementos que le faltaban, recoloqué el taller ubicando el nuevo banco como banco principal (es el nuevo, no?). También aproveche para reorganizar algunas cosas sobretodo de la zona de afilado. Y entonces para probarlo he comenzado a realizar una mesa inspirada en el estilo Shaker.

Una vez lo tenia más o menos como quería, elegí una pieza del roble que corte hace unos años y me puse a crear. Me he dado cuenta que mi proceso creativo a veces comienza con un papel y un lápiz pero la mayoría comienza con la madera, viendo la pieza y trabajándola casi sin pensar. En este caso comencé con una pieza de 70 x40 cm y siguiendo las indicaciones de la propia madera, salio una tapa de una mesa. He intentado aprovechar al máximo la pieza aprovechando los desperfectos para realizar los biselados de la parte inferior.

Una vez que tenía la tapa había que ponerle unas patas si no quería que se quedase en una bandeja rara, así que elegí la pieza de roble de la que obtener las patas y el resto de los componentes de la mesita.

Como la mesa es relativamente estrecha (por los biseles) las patas debían estar inclinadas y salir hasta la proyección de la parte superior de la mesa, por lo que había que definir los ángulos despiezar la madera en función de esta característica.

Tras serrar las piezas para las patas, cepillo de desbaste y cepillo nº5, escuadrar y terminar de regruesar con la sierra y el cepillo, hasta obtener unas superficies lisas, suaves  y brillantes.  Luego trasladar los ángulos, 8º en las testas y luego 8 grados en el lado interior de las patas. Esta parte me da la medida para las tablas laterales de la mesa.

Preparo los laterales con otra pieza del mismo trozo del roble, cepillado del tablón de 55×10 x4 cm y tras tenerlo cepillado sierro a la mitad con la sierra de bastidor y termino de cepillar.

Ahora toca medir y marcar para la realización de las cajas y posteriormente las espigas en las tablas. Medir, marcar y luego mazo y escoplo (la caja es de algo más de 1/3 del grosor de la tabla de donde ira la espiga). Ajustes con el formón y … a las espigas.

Marcar las espigas con las medidas que guardaba en los gramiles (para eso es magnifico tener muchos!) serrar con la sierra de costilla, ajustes con los mormones y el cepillo de espaldones. Pruebas y cuando esta todo … pues a otra cosita.

Lo siguiente era preparar los laterales cortos de la mesa, que en este caso van a llevar dos cajones (uno a cada lado). Para esto decido que las dos piezas que unirían la estructura por encima han de llevar dos colas de milano y las de abajo un par de espigas gemelas. Marcar con el marcador de colas los lazos y realizarlos. Como siempre sierra, formones y un poquito de cepillo de espaldones (para el rebaje de la cola de milano). Trasladar esto después a las patas y realizar “la caja” para estas colas.

Tras probar este conjunto, comienzo a realizar las cajas para las espigas gemelas. Son un pelín complicadas por lo pequeñitas de las mismas (10×7 mm y 1.5 cm de profundidad) y desahogar el material lleva su rato para no dañar la caja. Con las cajas hechas paso a realizar las espiguitas gemelas.

Pruebo el conjunto y tomo las mediadas para poder realizar las piezas para que deslicen los cajones (tanto superiores como inferiores). estas las realizo en haya al cuarto. Una vez están hechas realizo las cajas en las piezas que había trabajado anteriormente (las de las colas de milano y las de las espigas dobles). Para hacer estas cajas que son aun más pequeñas que las anteriores uso primero el berbiquí y después los formones para vaciar.

Y más o menos por aquí ando, a falta de terminar unas de las cajas y sus correspondientes espigas y comenzar a preparar los cajones. Para poder hacer estos primero he de terminar la estructura, dar la forma definitiva a las patas y los laterales largos y encolarla.  Ahora que me encuentro con una duda casi, casi existencial, no se si hacer un cajón en “lateral” en uno de los lados largos (la pereza me invade) pero me llaman tanto la atención que no se si podre resistirme…

En la próxima entrada tendré ya una respuesta y los detallitos que habré de incorporar.

Hasta la próxima.

La mesa Shaker II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s