Una colección de cepillos…

…Y un joyero de cerezo.

Con motivo de la celebración de Lignorum, aparte de ir preparando el programa de forma que sea lo más interesante, entretenido, divertido,  etc. y preparar una pieza para el concurso,  estoy trabajando en un encargo muy especial. Se trata de la catalogación de una magnifica colección de herramientas manuales de ebanistería  de Comercial Pazos.

Los cepillos antiguos.

He comenzado con la parte más grande de la misma, los cepillos de ebanista y  carpintero. Desde cepillos de tonelero hasta los de ranurar, guimbardas o acabados, los hay españoles, austriacos, ingleses…

En la edición de Lignorum 2016 podremos ver una gran parte de la misma, y hacernos una idea de como se lograban piezas maravillosas sin pulsar un solo botón. La colección es de una calidad extraordinaria con gran variedad de tipos, fabricantes, épocas, etc.

Aprovechando esta oportunidad he decidido mostraros un poco este trabajo tan especial, e iré sacando algunas entradas relacionadas con los diferentes tipos de herramientas y sus características.

A parte de disfrutar de estas piezas, este trabajo  me sirve para indagar más en la historia y circunstancias que llevaron a estos maestros de las herramientas, a lograr autenticas maravillas desde el punto de vista técnico como estético.

Nota: Todos los cepillos pertenecen a la colección de herramientas antiguas de ebanistería y carpintería de Jesús Pazos (Comercial pazos)

Como os podréis imaginar el paso posterior a terminar la catalogación, será aprovechar la ingente cantidad de ideas constructivas para realizar más cepillos que me ayuden en mis proyectos con la madera.

El joyero de cerezo.

También he comenzado una nueva pieza, con la idea de presentarla al concurso de Lignorum 2016. He optado por madera de cerezo, una delicia, para crear un pequeño joyero con cajones.

La idea básica parte de la estructura desarrollada en la vitrina de cerezo o el armario “le chocolat” pero con algunas modificaciones debido al lugar que va a ocupar, pues no va colgado.

Tras dibujar a mano alzada unos bocetos del joyero, me lanzo a serrar y cepillar madera.

Preparo primero la carcasa, que se compone de cuatro piezas (como casi todas las cajas, jeje). La diferencia radica en los ensambles realizados y en la distribución de los mismos.

La parte superior se une a los laterales por colas de milano deslizantes, de tal forma que no hay que andar fijando la tapa a posteriori. La tapa en este caso hará las veces de guía superior para el primer cajón y la parte inferior, que se unirá mediante colas de milano ciegas,  sera la guía inferior del tercer cajón. En carcasas más grandes, yo no lo haría así, si no que prepararía unas guías especificas, donde la veta de las guías esta orientada igual que la veta de los laterales de los cajones.

También, como en los armarios mencionados anteriormente, lleva unas piezas en el frente que van alojadas en unas ranuras de los laterales, tanto para ubicar detalles laterales, como para ocultar las guías laterales de los cajones. El joyero tendrá tres cajones frontales también en cerezo y … algo más.

Añadiré a la base unas molduras y realizaré otras en la tapa. Pero esto ya para otro día…

Mientras tanto, ¡disfrutad de esas maderas que tenéis en los talleres, y cread, cread … piezas para el concurso de Lignorum!.

Hasta la próxima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s