Armario de herramientas I

Hace unos tres años el viento derribo un gran castaño en el bosque cercano al taller y obviamente fui a tronzarlo para poder sacarlo y hacer tablas con el. Saque tablas de 3 cm y tablones de 8 cm. Tras unos años de secado al aire libre (la mejor forma de secar madera), a algunas de las tablas de 3 cm les llego el turno de ser transformadas en un mueble.aramari_herramientas34

El mueble elegido es un armario para guardar casi todas las herramientas del taller e intentar ponerlas a salvo del oxido pero que sea de muy fácil acceso. Tras unos realizar unos bocetos para hacerme una idea de lo que quiero hacer me puse manos a la obra.

Elegir las tablas, ir deshilando  y cepillandolas, regruesandolas (con la sierra Disston D-8 pues me deje la sierra de bastidor en Madrid), etc. Algunas tienen muchos orificios de carcoma, pero a mi me gustan bastante, son detalles de la naturaleza.

El armario es una pieza muy simple y básica pero también ha de ser elegante y funcional. Ha de ser muy resistente pues el peso, del propio armario más las herramientas, va a ser considerable. La elección de ensambles fue rápida, colas de milano para unir laterales, base y tapa así como colas de milano deslizantes en la balda inferior que cumplirá las funciones de tapa de los cajones. Esta parte dificulta un poco la realización de otras pero aporta una extraordinaria solidez a la estructura. Lo completaré con otra balda intermedia y algún que otro cajón más, tanto para mejorar la funcionalidad, como para aportar un juego visual interesante.

La trasera estará formada por varios paneles de Abeto de Douglas (resistencia, facilidad de trabajo y ligereza) dentro de unas ranuras.

Comienzo en la balda (tapa de los cajones) con las colas de milano deslizantes pues me van a dar las dimensiones de exactas de la tapa y la base del armario. Marcaje, aproximar con la sierra y ajustar con formones y el cepillo  para laterales de acanaladuras (sencillez, rapidez y precisión) tanto en los machos como en las ranuras.

Tras realizar estas y probarlas comienzo con el marcaje de las colas de milano en  laterales, pues el armario irá colgado. Trabajar con grosores de madera grandes (18 mm tanto en base y tapa como en los laterales) aporta sencillez al trabajo.

Creo que la buena elección del grosor de las piezas es fundamental para aportar elegancia a las proporciones del conjunto. Algunos que critican a Garrett Hack, sin apenas conocerlo, podrían aprender esto tan básico, aparte de otras muchas cosas.

El castaño es un delicia de trabajar y respeta mucho a las herramientas pues aguantan más los filos en condiciones.

Para realizar las colas de milano utilizo los formones de Lie-Nielsen y para ajustarlas los de Ashley Iles, que resultan extraordinarios para esta tarea.

Las colas.

Los dientes.

Una vez están realizadas, toca probarlas y conjuntamente con la balda de colas deslizantes.  El resultado es magnífico y solo requiere unos pocos ajustes más.

Aprovecho que esta montado para marcar sobre la “realidad”, la separación de los cajones, la segunda balda y las ranuras de la trasera. Tambien aprovecho para probar la ubicación de las principales herramientas que “dormirán en el armario.

Desmontar y realizar los siguientes ensambles, ranuras para la división de los cajones, baldas y trasera.

Las ranuras (dados) para la segunda balda.

Había elegido una segunda balda muy fina y la descarto para esto, pero la reservo para los fondos de los cajones, y realizo una más gruesa (12 mm) que queda mucho mejor y es, evidentemente, más resistente.

Vuelta  a probar todo y comenzar con las tablas para la trasera, deshilar Abeto de Douglas (5 tablas de 1 metro de longitud x 15 cm de ancho y 10 mm de grueso). Nada mejor que el cepillo de entalla y la sierra de bastidor (ahora si) para ello.

Una vez termine con la trasera y el otro cajoncito, que aun tengo que decidir donde ubicar, quedará ajustarlo todo y marcar la posición de las bisagras (knife hinges) antes de encolar. Tras el encolado realizaré las puertas de bastidor y panel, prepararé elementos para acomodar las herramientas y luego pasaré a los cajones. Sin prisa pero sin pausa.

Disculpad si no soy muy constante en las publicaciones pues continuo con la catalogación de herramientas y también he aprovechado para traducir al castellano ,con la ayuda en los subtítulos de Natxo Balanza, un video de Garrett Hack sobre un  armario muy parecido al que realizaremos en su Curso de octubre en San Sebastian.

Espero que os resulte interesante.

El Armario de herramientas II

El armario de herramientas III

Hasta la próxima.

2 comentarios en “Armario de herramientas I

  1. Pingback: El Armario de herramientas (II) | lacabra en la escalera

  2. Pingback: El armario de herramientas III | lacabra en la escalera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s