La segunda mesa que realicé fue un escritorio, también realizado en pino y con la tapa en pino tea.

En esta ocasión la estructura quería que fuese aun más ligera, así que las secciones de las patas y demás elementos de la misma son aun más estilizadas. Para realizar esta estructura y asegurar una buena estabilidad he añadido otro tres travesaños en la parte inferior de la misma dejando libre solo el frente.

La única complejidad de la estructura es que hay que realizar unos cortes en ángulo en los travesaños inferiores. El resto de la estructura es similar a la anterior mesa, con caja y espiga en inglete, así como espiguillas descentradas para asegurar aún más el ensamble.

Para dar un toque de color a la mesa he añadido un pequeño cajón con frente de cerezo flameado con un tirador de granadillo. Para realizar el cajón primero realicé el cajón con sus ensambles (colas de milano) y después encolé la pieza del frente (una chapa de cerezo de 2 mm de grosor).

Hasta la próxima…